14.11.09

Los olvidados: Giovanni Daniel

En su paso por el Caracas

Hace rato sin post largo.

A veces nos preguntamos ¿Dónde andará tal o cual jugador? ¿Qué hubiese pasado si...? Pero también cavilamos (?) sobre tipos que se los comieron las hojas del tiempo, más allá de si son baldosa o no. Así, llegamos a este caso.

Cómo puede ser que haya sido olvidado tan rápido un futbolista que aquí fue rendidor casi siempre y que se dio el lujo de salir campeón como titular y todo, no una sino cuatro veces. Sin meternos en qué es de su vida hoy, porque es complicadísimo localizar a alguien en Brasil así como así (?), nos adentramos en la vida y obra (?) de Giovanni Daniel en el fútbol venezolano.

Giovani José Daniel, cuál es su verdadero nombre, vio la luz (?) un buen día de mayo de 1972. Es catarinense -es decir, nació en Santa Catarina- y creció en las ligas de ese lugar. Los registros indican que llegó a estar al máximo nivel con el mayor equipo de la zona. Así, entre 1994 y 1995 jugó con Criciúma en la Copa de Brasil y el Brasileirao. En esa época actuaba como atacante. Luego, la hoja de vida habla de paso por el otro grande (?) de la región, Joinville, antes de uno por México.

Pasemos a 1999. La leyenda dice que Giovani -así es su apelido en Brasil- se fue a probar a Millonarios en Colombia y por alguna razón no quedó. El delgado volante agarró el autobús, cruzó la frontera y arribó a San Cristóbal. Táchira se estaba rearmando en aquel momento, luego de la severa crisis que lo llevó a ser último con juveniles y colombianos baratos meses antes. Ederlei Pereira se cayó en el último momento, bah se fue al fútbol árabe estando en la pretemporada aurinegra, y Giovani se hizo un lugar.

De aquí en adelante es Giovanni Daniel. Y ya para el primer partido de la PreLibertadores en octubre de ese año era titular. De allí en adelante fue pieza clave para Walter Cata Roque en el equipo que logró ganar tres títulos seguidos que al final contaron como uno solo en el recordado Cuadrangular Final de los cuatro grandes, en 2000. También colaboró al regreso tachirense a la Copa Libertadores el año siguiente, en donde estuvo cerca de marcarle el tanto del empate a Vasco en Sao Januario. Al terminar ese Clausura 2001 culminó su primer paso por Táchira.

Pasó por un semestre a Portuguesa, que venía de la segunda y necesitaba jugadores de peso para la permanencia. En el Clausura 2002 el consagrado (?) volante mixto u ofensivo llegó a Nacional Táchira, justo en el momento más importante de ese equipo. Así, era el hombre que hacía las cosas detrás de Juancho García y Giancarlo Maldonado para sumar la única estrella en la historia de un equipo que a final de año jugó la PreLibertadores y luego desapareció.

En el Clausura 2003 le llegó el turno al Caracas. En los rojos pasó lo mismo que en los dos equipos andinos de donde venía: se ganó el puesto a la calladita, siendo parejo. La ficha dice que jugó más de 50 partidos y anotó 3 golcitos (?) en el conjunto que ya en ese tiempo era dirigido por Chita Sanvicente. Para ponerla corta, agarró el título en 2003 y 2004. Arrancó la Libertadores 2004 como titular, pero de allí en adelante empezó el declive. Lesiones y luego decisiones técnicas lo fueron marginando.

En el Apertura 2004, en partido ante Maracaibo sufrió una taquicardia. El equipo paró al jugador y le hizo todos los estudios pertinentes para despejar la duda sobre una afección cardíaca. Fue el principio del fin. A fin de cuentas no presentó esa afección, pero el Caracas lo desafectó (?). En enero de 2005 llegó a Mineros, con el objetivo de ayudarlos en la Libertadores y el torneo. En la Copa jugó los dos partidos ante América de Cali y después fue poco tomado en cuenta.

Llegó casi de urgencia para reforzar al Táchira mudado a la capital en el Apertura 2005. En su segunda etapa mostró algunos destellos, pero ya era más duro el trajín para un jugador de 33 años. Plasencia decidió jugársela con los criollos en el semestre siguiente y quedó fuera del equipo. Zamora en el Clausura 2006 fue su último paso documentado (?) en primera división, porque se habla de uno por segunda después y los libros de pases en Brasil dicen que regresó a Criciúma, pero no al Criciúma EC, sino al AC Criciúma en octubre de 2007, proveniente del Zamora. De allí se sabe poco más sobre lo que fue su trayectoria.

Giovanni Daniel tuvo una campaña más que interesante en el país. Jugó varias Libertadores y PreLibertadores, fue campeón. Pero también fue un obrero del fútbol, al que no le importó jugar en equipos grandes o pequeños, que jugaba de defensa o donde fuera si era necesario, que le pegaba bien a los tiros libres aunque casi nunca la metió por esa vía, y que no dejaba de rendir sin importar el escenario. Fue uno de esos buenos importados que llegan sin mucho cartel y terminan triunfando en el balompié nacional.

Por Cóndor

4 comentarios:

brendaluizi dijo...

Hola, soy Daniel Brenda, la hija de Daniel Giovani.
la historia tal y como fue la vida de mi padre.
Ahora vive en Brasil.
este es mi correo electrónico si usted quiere saber más: brendaluizi@hotmail.com

Wilson Alejua alberto dijo...

Saludos a ese gran jugador jose daniel en tachira lo queremos y recordamoa falta que coloque fotos y una biografia de el

Wilson Alejua alberto dijo...

Saludos a ese gran jugador jose daniel en tachira lo queremos y recordamoa falta que coloque fotos y una biografia de el

jahir dijo...

Buen jugador, antes De jugar con táchira jugo en un equipo amarrar en San Cristóbal en puente real, el equipo se llamaba hotel dinastía y este hotel era Del dueño en su momento De tachira Alfredo aligino